Izquierda Unida de Gozón presentó el viernes alegaciones para evitar que la zona de Los Laureles se convierta en un nuevo Peroño en aras del interés general, la protección ambiental y la defensa del paisaje. En una finca de menos de 3.000 metros cuadrados se pretenden construir 25 viviendas en un modelo similar a la polémica urbanización escalonada construida en los años 90 a la espalda de Luanco. Tras presentar las alegaciones, el concejal de nuestro grupo Isaac Frade aseguraba que “el responsable inicial de la situación es el PP por haber aprobado un planeamiento que lo consiente, al concederles la posibilidad de cesiones en terrenos que son, en realidad, inaccesibles o de todo punto inutilizables”. En la prensa de hoy, el exalcalde del PP Ramón Artime se defendía diciendo que “hay que dejar de buscar culpables y poner soluciones”. Señor Artime, no buscamos culpables, ya sabemos quiénes son: ustedes. Y ahora, como ya señalamos, es corresponsable la dejadez del gobierno del PSOE, al que han metido un gol por la escuadra con su silencio administrativo, porque en estos cuatro años no hizo nada para poner medidas que impidieran esta barbaridad urbanística.

El urbanismo preconstitucional permitía en la zona de Los Laureles la construcción de bloques de viviendas, una barbaridad que frenó Izquierda Unida en el Plan de 1995 limitando la construcción a viviendas unifamiliares. Dice el señor Artime que “se mantienen los mismos metros edificables y la misma altura que en el anterior plan, que precisamente se aprobó cuando Izquierda Unida llevaba la concejalía de Urbanismo”. No va a engañar a nadie el Partido Popular, sabe el exalcalde Artime que no es la misma densidad de edificación la de un bloque de viviendas, como permite el Plan elaborado por el PP, que la de unas viviendas unifamiliares.

Además, el Plan urbanístico de los populares rechazaba, por motivos que deberían explicar, la cesión de espacio por parte de los promotores a que pudiera acogerse el Ayuntamiento, en contra de los intereses de los vecinos. Y permitía que las necesarias zonas verdes a incluir en la urbanización correspondiesen al acantilado, un espacio en el que solo hay matorral. Un absoluto retroceso.

Insistimos en la imperiosa necesidad de iniciar una revisión general de las normas urbanísticas. Ésa será la única puerta para volver a un urbanismo más sostenible. Dice Artime que “IU debería dejarse de política cortoplacista y empezar a pensar a largo plazo”. Eso hacemos: intentamos dejar en el pasado las modificaciones puntuales, al gusto de los promotores, para establecer el desarrollo urbano del futuro, acorde a las necesidades y los intereses de los vecinos. Queremos acabar con el corto plazo y los intereses particulares de modificaciones y convenios puntuales como Peroño, Verdicio y Aramar, auténticas barrabasadas como los intentos de convenios urbanísticos que pretendieron hace algo más de diez años y logramos paralizarles, para asegurar un desarrollo sostenible del concejo, acorde a los ciudadanos. No buscamos culpables. Los tenemos localizados.

(En la imagen, Isaac Frade, concejal de IU, y Gabriela Álvarez, coordinadora municipal de IU en Gozón, ante la parcela en la que se pretende edificar).

Déjenos su comentario:

*

Su dirección no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2015 Convocatoria por Gozón | IU y EQUO

Diseñado por: Llistográfica Jaime G. Llistó

CONECTE CON NOSOTROS: