El diario La Nueva España publica en su edición de Avilés y Comarca del 7 de marzo de 2018 unas declaraciones del alcalde de Gozón, Jorge Suárez, en las que vuelve a hacer gala de su tendencia a faltar la verdad, a retorcer los hechos y a intentar desviar la atención de los temas que tiene encima de la mesa. Las familias afectadas por el retraso en la ampliación de la Escuela Infantil pueden dar testimonio de ello, pues ya conocen de primera mano la facilidad del señor alcalde para falsear la realidad: les ofreció unas aulas para sus hijos en enero y estamos en marzo sin adjudicar las obras. La solución que encontró el señor alcalde a su falta de capacidad fue llamar mentirosas a las personas afectadas. Así se resuelven los problemas en este equipo de gobierno.

En su intento por desviar la atención de la privatización del alumbrado que quiere llevar a cabo, el alcalde lanzó en el último Pleno insinuaciones sobre contratos de telefonía irregulares que el jueves, en la prensa, volvió a sacar a colación.  Se refiere Jorge Suárez al acuerdo firmado con Telecable en 2006 para el cableado  de nuestro municipio, un acuerdo que se firmó en otros muchos concejos asturianos en aquel momento con la única empresa con capacidad para llevar el cable por toda Asturias. Es decir, la única posibilidad de llevar una conexión de calidad a internet a los hogares de los gozoniegos, la única forma de meter a nuestro concejo en el futuro y de una forma muy ventajosa. Un acuerdo firmado, por ejemplo, en Carreño, en Grado, en Siero… Y firmado también por el PSOE, el partido del propio señor alcalde, que en su afán de embarrar el campo de juego ante unas elecciones no duda en intentar manchar a sus propios compañeros.

No se limita el señor alcalde a tergiversar los hechos, sino que también lanza sorprendentes mentiras, algo que no nos pilla por sorpresa tras su actuación en los últimos meses respecto a otros temas. Dice el alcalde de Gozón que “el convenio compromete al Ayuntamiento a contratar todos los servicios de telecomunicaciones a esa compañía”, lo que según Jorge Suárez, le impide contratar con otra empresa. Pero según recoge el convenio, el compromiso de contratar el servicio de telecomunicaciones con Telecable se establece por un plazo mínimo de dos años y no supone la prestación del servicio en exclusiva ni limita cualquier otro contrato con otras empresas.

El alcalde quiere enredar en las páginas de La Nueva España asegurando que “no encontramos ni un solo documento donde se explique cómo se cerró ese convenio, si se enviaron ofertas a otras compañías o si se hizo un concurso público”. Eso sí, habla de un convenio anterior a 2011, porque sabe que en 2006, cuando se firma el convenio, era imposible establecer acuerdos con otra compañía, ya que ninguna otra llegaba a cablear en muchos municipios asturianos.

En la información que el alcalde facilita a La Nueva España, se destaca en las páginas del periódico que “la empresa disponía gratuitamente de la canalización municipal para su cableado”. De nuevo, Jorge Suárez no dice la verdad, no dice toda la verdad y mucho menos nada más que la verdad. Con mala fe, el alcalde esconde que en el convenio se establece la posibilidad de aprovechar las canalizaciones existentes (que eran las del gas), pero no sin contraprestación, ya que Telecable abonará al Ayuntamiento el 1,5% de sus ingresos brutos en concepto de tasa por aprovechamiento de dominio público. Señor alcalde, la mentira no puede entrar en la competición política. Abandone su soberbia y baje al barro, mánchese con los ciudadanos y busque soluciones, no problemas.

Déjenos su comentario:

*

Su dirección no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2015 Convocatoria por Gozón | IU y EQUO

Diseñado por: Llistográfica Jaime G. Llistó

CONECTE CON NOSOTROS: